El futuro de las casas inteligentes 

0
51

¡Cuánto han cambiado nuestras vidas! Hace un par de décadas, los avances tecnológicos que disfrutamos hoy en día, parecían posibles solo en películas de ciencia ficción. Sin embargo, vivimos un momento en que la tecnología de nuestros teléfonos, electrodomésticos, computadoras y demás; avanza a pasos agigantados, integrándose en nuestros hogares y volviéndolos cada vez más inteligentes. Las Smarthomes, o casas inteligentes, son ya una realidad que atrae a los usuarios debido al universo de posibilidades que ofrecen, y es que, con dispositivos compatibles con los asistentes de Google, Apple y Amazon, la integración se vuelve cosa de niños. Por ejemplo, existen alrededor de 100,000 dispositivos compatibles con Alexa, de más de 9,500 marcas distintas a nivel global. Y las estadísticas indican que el 90% de usuarios que ha probado un dispositivo conectado de manera inteligente, no renunciará a sus beneficios.

El diseño de este tipo de casas está pensado para facilitar la vida de quienes la habitan, utilizando como principio básico, que las actividades que realizabas de manera manual ahora serán hechas por la inteligencia artificial de la casa, permitiéndote conectar y controlar todos los dispositivos electrónicos; inclusive a distancia. Esta inteligencia, incluso hace uso de la información que va obteniendo de quienes la habitan, y es así como se ajusta cada vez más a las preferencias de los usuarios.

Las nuevas casas serán sin llaves. Cerraduras con sensores biométricos, sensibles a detectar huellas dactilares, de la palma de tu mano; con un PIN o a través de tu Smartphone, para cuando lleguen las visitas antes que tú. Por ejemplo, Amazon propone Amazon Key, para que te entreguen los paquetes dentro de tu casa a través de un código temporal o incluso QR; eso sí, que grabe toda la interacción para evitar conflictos.

O las ventanas inteligentes. Mejorando para climatizar el interior de la casa y con sensores que monitoreen las condiciones climáticas para enviar la información al cerebro central.

Por otro lado, se busca crear un ecosistema en el que los equipos puedan programarse de acuerdo a lo que vas a cocinar, por lo tanto, para ajustar las especificaciones de la temperatura del horno: el tipo de lavado que hará el lavavajillas o la lista que el refrigerador enviará al servicio de delivery por los ingredientes que te hagan falta.

Por si fuera poco, cada vez son más populares los espejos que te permitan personalizar la intensidad de la luz de acuerdo a la actividad que realizarás y controlar, por ejemplo, la temperatura de la ducha o del grifo de acuerdo a tus instrucciones.

Y si amas las plantas, pero tus horarios son un desastre y temes dejarlas desatendidas, también se esperan sensores que medirán la humedad de la tierra, su contenido nutritivo y otros tantos datos que permitirán saber el estado de tus plantas, activar aspersores cuando haga falta e incluso mantener tu césped de la forma en que el roomba hoy mantiene tu casa aspirada.

La investigación y desarrollo de lo que será el futuro de las casas inteligentes está en marcha, y día con día se logran más avances en la interconexión de dispositivos, por lo que tendremos que poner especial atención en la forma de asegurarlos ante ataques cibernéticos y robo de información.