¿Le diremos adiós al efectivo?

0
56

¿Ustedes qué opinan? ¿Hemos llegado al punto de solo hacer transacciones con medios digitales o cuánto tiempo más seguiremos usando el efectivo? Desde hace tiempo, esto es lo que se ha pronosticado: la desaparición del efectivo, para darle todo el peso y protagonismo a los pagos electrónicos, y con el tema de la pandemia, estas predicciones podrían estar en camino a hacerse realidad. De acuerdo a estadísticas de Banxico, alrededor de 5 millones de mexicanos dejamos el uso de efectivo y 3 millones dejaron las tarjetas de crédito y débito para comenzar a pagar con aplicaciones digitales, como CoDi, impulsado en gran parte por las medidas sanitarias implementadas por esta pandemia. Y es que como lo hemos visto en otras cápsulas, el comercio electrónico dio un enorme brinco en su evolución en el último año.

De acuerdo con el “World Paymets Report”, estudio de la empresa Capgemini, las tendencias indican que las transacciones globales sin uso de efectivo tendrán una tasa de crecimiento anual del 12% hasta el 2023, aunque en Latinoamérica este crecimiento será del 6%. Este crecimiento ha sido consecuencia del incremento de uso del Smartphone, del auge del e-commerce y las billeteras digitales, los cuales, junto con los pagos QR, están listos para impulsar el futuro del comercio electrónico a medida que los usuarios dejen el uso del efectivo. El informe también reveló que 30% de los consumidores están usando ‘Big Tech’ para servicios de pago y 50% está utilizando neobancos para realizar sus transacciones. Rafael Roncancio, director de Servicios Financieros Capgemini México y Colombia, comentó que los neobancos ya desafían a la banca tradicional por su crecimiento y beneficios.

En diciembre de 2020 resonaba la noticia de que Suecia podría ser el primer país en adoptar una criptomoneda a nivel nacional y con esto, decir adiós al efectivo, ya que, de acuerdo a cifras del país, solo el 10% de los pagos en el territorio se realizan en efectivo. En México, debido a la adopción de CoDi, instituciones como CitiBanamex se han visto beneficiadas, pues los clientes de este banco crecieron a un ritmo de 30% entre marzo y diciembre, donde se registró un crecimiento del 100% en las transacciones electrónicas. Además, se lograron diferentes alianzas con tiendas como Chedraui, La comer y Farmacias del ahorro, quienes ya permiten el pago con esta opción. Sin embargo, es importante apuntar que, con el incremento de tecnologías disruptivas y el crecimiento de nuevas tecnologías entrantes para temas de pagos, se deben revisar o establecer regulaciones que eviten el fraude, lavado de dinero, terrorismo financiero y cibercrimen.

Con ello también se debe considerar que es necesario que se habilite una infraestructura adecuada y robusta que permita la adopción por parte de los comercios y el uso frecuente de los usuarios, esto, por ejemplo, eliminando los cargos adicionales por el uso de terminales electrónicas para realizar los pagos, porcentajes que a veces absorben los negocios y a veces, los clientes. Conforme estas opciones sean más demandadas por los usuarios, mayor cantidad de comercios se verán en la necesidad de adaptarse a las nuevas medidas, y aquellos que sean informales, se verán rezagados de un crecimiento propio o de ofrecer nuevos servicios.