El futuro del Internet de las cosas

0
48

El Internet de las cosas, más conocido por sus siglas IoT (Internet of things), consiste en una revolución en las relaciones entre los objetos, las personas y la red; en otras palabras, es hacer que objetos cotidianos como vehículos, máquinas, dispositivos electrónicos o electrodomésticos, sean capaces de conectarse e intercambiar datos por Internet y así poder realizar tareas específicas.  La tecnología está avanzando cada vez más, por lo que ha abaratado los costos de que un dispositivo pueda conectarse a la red, procesar datos y, sobre todo, consumir servicios en la nube. Uno de los proyectos que siempre ha inspirado esta revolución ha sido la casa inteligente, y esa visión futurista que teníamos está cada vez más cerca. Hoy en día, refrigeradores, sistemas de iluminación, calefacción y sistemas de seguridad ya se conectan a Internet, y pueden ser controlados con nuestra voz o dispositivo móvil, incluso si estamos lejos de nuestro hogar. No solo vemos la revolución del Internet de las cosas en el hogar, además la encontramos en la industria, ya que el Internet de las cosas está transformando la forma en qué se crean los productos, de manera que los procesos empiezan a ser completamente automatizados, previniendo fallas, monitoreando cada paso del sistema de producción y, sobre todo, haciendo más seguro los lugares de trabajo.    

El siguiente paso del Internet de las cosas se encuentra en los transportes inteligentes, donde se está empleando esta tecnología para ayudar a los conductores a evitar accidentes automovilísticos, a monitorear los recorridos, a verificar el estado del vehículo e incluso, a monitorear el estado físico del conductor. La tecnología todavía irá más allá al hacer realidad los autos sin conductor y estoy seguro de que, en la siguiente década, los veremos disponibles en las agencias de todo el mundo. El sueño de un mundo inteligente capaz de administrar eficientemente sus recursos comienza a entrar en nuestra realidad. Sin lugar a duda, nuestro mundo será muy diferente dentro de 10 años, cuando incluso las ciudades sean más inteligentes gracias al Internet de las cosas. La inteligencia artificial y el 5G traerán consigo un mayor desarrollo del IoT, así que prepárate para el futuro.